domingo, 8 de diciembre de 2013

Jenolan Caves

Hoy visité las Jenolan Caves, un enorme complejo de cavernas situado en las Blue Mountains, a unas 3 horas de Sydney. Presumen de ser las cuevas más antiguas del mundo, y también una de las primeras atracciones turísticas de Australia a pesar de lo aisladas que están (o estaban). Al parecer, algunas cuevas fueron equipadas con bombillas antes de que muchos australianos hubieran visto una bombilla en la ciudad. También construyeron un impresionante albergue de estilo europeo.

Algunas de estas cuevas están habilitadas para visitas, con mayor o menor dificultad. Las hay que son un mero paseo, y también las hay reservadas para expertos. Yo visité una algo exigente, a la que se accede mediante un breve "rappel" y que después incluye varios pasos muy estrechos. Uno de ellos se llama "letterbox", lo que da una idea de su anchura. Otro se conoce como el "sifón" y requiere poner en práctica las habilidades de contorsionista.

Un detalle que me ha llamado la atención es que los guías ponían especial cuidado en que no apoyásemos las manos en ciertas rocas. El motivo es que en ellas había pintadas y firmas garabateadas por los primeros europeos que se metieron en las cuevas. Resulta un tanto curioso que se protejan estos rayones relativamente recientes en una roca de 340 millones de años de antigüedad. Lo que hoy consideraríamos gamberrismo sólo ha necesitado 100 años para convertirse en un documento histórico, y no decenas de miles de años como el arte rupestre de Altamira o Tito Bustillo.





1 comentario:

  1. No nos engañes, ¡eso es Valporquero! :)

    Feliz año nuevo.

    ResponderEliminar