martes, 22 de enero de 2019

Wagstaffe - Copacabana (via Bouddi National Park)

Hace un par de años visité el parque nacional de Bouddi, al Norte de Sydney. En aquella ocasión di un pequeño paseo, así que tenía ganas de volver por allí y explorar una ruta más larga por el parque. No es fácil llegar hasta allí con transporte público: tuve que coger dos buses y un ferry para el viaje de ida, y un bus y un tren para volver, con un tiempo de viaje de casi 3 horas en cada dirección.

La conexión por ferry desde Palm Beach hasta Wagstaffe y Ettalong ha estado interrumpida durante 2018 debido a que hay que recorrer un estrecho con grandes bancos de arena. Hace unas semanas completaron el dragado y el servicio de ferry se ha reanudado por un estrecho y sinuoso canal. El ferry llega a Wagstaffe, que es una pequeña comunidad en una península.

Tras recorrer unos tres kilómetros por las calles se llega a Putty Beach. Allí se termina el asfalto y comienza el parque nacional. El camino transcurre junto a la costa, en ocasiones por las playas y en otros tramos subiendo y bajando por los acantilados. Cerca de la primera playa se encuentran varias formaciones de rocas muy llamativas y caprichosas. Las siguientes playas son más pequeñas y hermosas. Junto a una de ellas, Little Beach, hay una pequeña zona de acampada tan bien mantenida que parece un campo de golf. Tras salir del parque se llega a una gran ensenada dividida en dos playas y dos localidades llamadas MacMasters y Copacabana, donde se puede coger el autobús hacia Gosford.







domingo, 6 de enero de 2019

Threbdo River Walk

En este artículo describo tres paseos realizados a lo largo de tres días distintos. El eje común es el río Thredbo, en las Snowy Mountains, cuyo descenso se puede acompañar gracias a una estupenda red de rutas.

El tramo más elevado es una ruta de ida y vuelta comenzando desde Dead Horse Gap, una collada unos kilómetros más arriba de la estación de esquí de Thredbo. Allí se puede dejar el coche y remontar una pista que transcurre durante un par de kilómetros junto al río, en un amplio valle de suave pendiente. Al cabo de dos kilómetros, el camino gira hacia a la derecha y cruza el río por un puente de rejilla metálica que está anclado con cadenas a unas rocas, posiblemente para retenerlo durante las nevadas y los deshielos. A partir de ahí, el camino asciende por la ladera durante otros dos kilómetros, separándose del río, hasta asomarse hacia los enormes valles que se encuentran al Este. El punto más alto de esta ruta se llama Bob's Ridge, a casi 1800 metros de altitud. La pista continua para descender hacia un refugio llamado Cascades Hut, pero yo decidí darme la vuelta allí.

El siguiente tramo es el comprendido entre Dead Horse Gap y la estación de esquí, del que ya he hablado en un par de ocasiones (aquí y acá).

Más abajo de la estación de esquí hay unos 10 kilómetros hasta el campamento de Ngarigo. Este tramo tiene una suave pendiente y está adaptado para bicicletas. Cruza el río en cinco ocasiones mediante unos modernos puentes de diseño espectacular. Está claro que se han hecho fuertes inversiones para hacer que el valle de Thredbo atraiga turistas fuera de la temporada de esquí.

El campamento de Ngarigo es una explanada junto al río. Gracias a unos bolardos que impiden el paso a las caravanas, la hierba se encuentra en unas condiciones perfectas. La senda continúa descendiendo por la margen derecha del río. Los siguientes 5 kilómetros también están preparados para bicicletas de montaña, pero las pendientes son un poco más acusadas y en algunos sitios hay unas curvas en zig-zag con peralte. El valle se abre otra vez al llegar a Thredbo Diggins, donde hay otro campamento y una red de senderos. Varios de ellos llevan hasta la estación inferior del Skitube, que es una combinación de tren de cremallera y metro subterráneo de 8 kilómetros de longitud y que conecta los valles de Thredbo y Perisher, o lo que es lo mismo, los principales complejos de esquí de Australia.











martes, 1 de enero de 2019

Malabar - Maroubra - Coogee

A unos diez kilómetros al Sureste del centro de Sydney se encuentra la playa de Malabar. Entre esta playa y Maroubra, que es la siguiente en dirección Norte, hay una península que es un pequeño parque nacional. Sorprendentemente, durante muchas décadas el acceso a este parque ha estado cerrado. Entre otros motivos, la mayor parte del parque nacional es un campo de tiro. Por ese motivo, cuando pasé por allí hace unos años tuve que desviarme por el interior para no meterme en una zona peligrosa.

Hace un par de años finalmente se llegó a un acuerdo para interrumpir la actividad del campo de tiro durante algunos días, y el ayuntamiento habilitó una senda por el parque, siguiendo el contorno de la costa. Así que por fin volví por la zona para visitar el interior del parque y sus acantilados.

El camino combina unas pistas con sendas, plataformas de roca y algunos tramos con pasarelas. Aunque el camino se asoma a los acantilados en varios lugares, en otros tramos guarda una distancia prudencial con los inestables balcones de roca que coronan los acantilados. Quizás se podría haber invertido un poco más, pero por otro lado sería un desperdicio invertir mucho más en una ruta que está cerrada muy frecuentemente por motivos de seguridad.

Esta nueva senda por el parque de Malabar permite extender un poco más el recorrido costero por los barrios del Este de Sydney. Por ejemplo, en su extremo Norte se puede continuar por la ruta hacia Coogee.







viernes, 28 de diciembre de 2018

Thredbo - Eagle's Nest - Dead Horse Gap

Thredbo Village es una estación de esquí en las Snowy Mountains en el fondo del valle del río Thredbo. En verano es además un popular destino de "turismo activo", con múltiples actividades disponibles incluyendo piragüismo, bicicleta de montaña, paseos a caballo y, por supuesto, senderismo. Es un punto de partida para conquistar el monte Kosciusko sin demasiado esfuerzo, gracias a que el telesilla principal funciona durante el verano. Sin embargo, la ruta que describo en este artículo es una ruta circular por las cercanías de la estación de esquí.

La primera parte de la ruta consiste en ascender por la ladera donde se encuentran las pistas de esquí por una senda llamada Merritts Track, desde la cota 1360 hasta la cota 1930, donde se encuentra la estación superior del telesilla principal. Para los que prefieran no sudar mucho, la alternativa es subir en el telesilla, pero ascender a pie tiene sus recompensas. La primera parte de la senda transcurre por un frondoso bosque húmedo con grandes árboles y furiosos arroyos. Según se va ganando altura, los árboles van cambiando hasta desaparecer completamente, lo que permite contemplar una amplia panorámica del valle. La senda se encuentra en buenas condiciones, con tramos escalonados, pero la señalización podría mejorar en un par de puntos. También hay que prestar atención en algunas intersecciones con las pistas utilizadas por los ciclistas de montaña que descienden a una velocidad vertiginosa.

La estación superior del telesilla se llama Eagle's Nest, y cuenta con un restaurante que (como no!) presume de ser el más alto de Australia, a casi 2000 metros sobre el nivel del mar. Allí comienza el Kosciusko Walk, una pasarela de 7 kilómetros de longitud y 200 metros de suave ascenso que continua hacia Rawsons Pass y la cima del Kosciusko, tan popular en esta época que parece una calle de Sydney. Pero en mi caso apenas recorrí el primer kilómetro antes de tomar un desvío hacia el Suroeste para continuar por la cresta del valle. Tras rebasar por apenas unos metros la cota 2000, el camino comienza un descenso hacia una collada con el tétrico nombre de Dead Horse Gap.

En ese punto el camino gira hacia el Este y se reúne con el río Thredbo, al que acompaña en su descenso durante 5 kilómetros de regreso hacia la estación de esquí y punto de partido de la ruta. Este último tramo ya lo había recorrido cuando visité esta zona dos años atrás.







lunes, 10 de diciembre de 2018

Charlotte Pass - Main Range - Kosciuszko

Las "7 cumbres" es una lista de las montañas más altas de cada continente, incluyendo el Everest (Asia), Aconcagua (América), Kilimanjaro (África) y Mont Blanc (Europa occidental), es decir, conquistas solo al alcance de especialistas. Cerrando la lista, Australia está representada por el relativamente modesto monte Kosciuszko (2228 metros). Sin ir más lejos, Asturias tiene 90 cumbres más altas que el Kosciuszko pese a tener una superficie total de solo un 0.1% de la australiana.

Hace un par de años intenté subir al Kosciuszko, pero las condiciones meteorológicas me obligaron a conformarme con un bonito paseo por el valle de Thredbo. Recientemente volví a recorrer los más de 500 kilómetros entre Sydney y las Snowy Mountains para intentarlo de nuevo, con mejor fortuna.

Existen varias rutas para llegar hasta la cima. Las más accesibles parten desde la estación superior del telesilla de Thredbo (1930 metros) o desde el collado de Charlottes Pass (1830 metros). Una alternativa más exigente parte también desde Charlottes Pass, pero comienza descendiendo hasta el río para después ascender y describir una amplia curva cresteando a una altura aproximada de 2000 metros. Esta variante añade varios elementos de interés, como el cruce de ríos saltando por piedras, visitas a hermosos lagos glaciares y vistas panorámicas en todas direcciones. A primeros de Diciembre todavía quedaban algunos neveros que había que rodear o cruzar con precaución. A pesar de estos obstáculos y de la ausencia de señales, la senda resulta muy fácil de seguir y en varios tramos está incluso adoquinada.

Tras completar el arco del Main Range, una sencilla ascensión final permite llegar la cumbre de Kosciuszko, que es bastante redondeada y difícilmente podría denominarse "pico". Tampoco domina claramente a otras cotas cercanas. De hecho, durante un siglo entre 1840 (primera ascensión) y 1940, algunos mapas y libros de texto situaban el techo de Australia en otra cima algo más picuda, situada unos pocos kilómetros más al Norte. Finalmente unas medidas más precisas determinaron que este otro aspirante al título, hoy conocido como Mount Townsend, es 19 metros más bajo. Los mapas tuvieron que intercambiar el nombre de las montañas para permitir a Kosciuszko retener el título.

Un poco más abajo de la cima se encuentra la collada de Rawsons Pass, a 2100 metros de altura. Hace unos años, las autoridades del parque nacional construyeron allí unos aseos que presumen, cómo no, de ser los más elevados de Australia. Se calcula que unas 100,000 personas pasan por allí cada verano. La mayor parte de los visitantes suben por la antigua carretera (afortunadamente cerrada al tráfico y convertida en un fácil camino para senderistas y ciclistas) que conecta Charlottes Pass con Rawsons Pass, y que utilicé para descender y completar un circuito de 23 kilómetros.

En general, el paisaje de esta zona alpina recuerda mucho al que podemos encontrar en la Cordillera Cantábrica. Por encima de la cota 1800, la capa forestal que caracteriza al sureste australiano desaparece, y deja al descubierto praderas. La erosión glaciar ha dado forma a las rocas graníticas procedentes de erupciones submarinas hace 400 millones de años, y que se elevaron hace unos 100 millones de años cuando Australia se separó de la Antártida y comenzó su deriva desde el polo Sur hacia el ecuador.








domingo, 2 de diciembre de 2018

Blacktown - Parramatta

Parramatta es el centro geográfico y demográfico de la zona metropolitana de Sydney, una extensión de unos 50 kilómetros de diámetro y 5 millones de habitantes. Blacktown es una localidad unos 15 kilómetros más al Oeste. Estos dos barrios se pueden unir por una ruta que sigue el arroyo Toongabbie hasta que se convierte en el río Parramatta. Aunque la mayor parte de la ruta discurre por franjas de zonas verdes, estas nunca son muy anchas. En algunos tramos discurren por calles suburbanas o polígonos industriales. Esto hace que, al contrario que con otras rutas metropolitanas, sea difícil olvidar dónde estamos.
La parte más atractiva de esta ruta son parques justo al Oeste de Parramatta, donde habita una gran colonia de murciélagos Flying Fox.





domingo, 25 de noviembre de 2018

Springwood - Glenbrook

La primera parte de esta ruta desciende desde Springwood siguiendo el arroyo Magdala hasta Perch Ponds. Es un agradable paseo del que ya hablé hace un año. Igual que entonces, subí al Martin Lookout, pero tras descender, en esta ocasión crucé el río y ascendí por la ladera opuesta hasta otro mirador justo enfrente del primero. Desde allí, una antigua pista forestal reducida a estrecha senda transcurre por la cresta de las colinas describiendo una L. Tras varios kilómetros el camino vuelve a bajar hasta el río y llega a una playa fluvial llamada Duck Pond. Una última ascensión permite llegar a la estación de Glenbrook.

En buena parte del recorrido, la vegetación se ha cerrado sobre la senda y para avanzar es necesario apartar ramas, en muchos casos secas. También hay que sortear un puñado de árboles caídos sobre el camino. Excepto en los miradores y al cruzar el río, apenas hay vistas durante todo el recorrido.